Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Ayed Abu Eqtaish, de DCIP Palestina, habla con MEMO sobre la situación de los niños palestinos detenidos.

Desde el año 2000, el trabajo de Abu Eqtaish se ha centrado principalmente en la documentación, así como la denuncia local e internacional de casos de malos tratos y tortura de niños detenidos.

 

En junio de 2012, una delegación de nueve abogados del Reino Unido dirigida por la ex Fiscal General británica, la baronesa Patricia Scotland, publicó un informe independiente titulado "Los niños bajo custodia militar. La díficil situación de los niños palestinos bajo arresto israelí" (www.childreninmilitarycustody.org.uk/wp-content/uploads/2012/03/Children_in_Military_Custody_Full_Report.pdf).

El informe financiado por FCO encontró que el sistema de detención militar de Israel y su trato de los niños prisioneros y detenidos palestinos violaban dos artículos de la Cuarta Convención de Ginebra, así como seis artículos de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño.

Cuatro años después de la publicación del informe, la organización Defensa Internacional del Niño en Palestina (DCIP) ha organizado una gira de conferencias en el Reino Unido, en un esfuerzo para llegar a los británicos y pedir al gobierno del Reino Unido que ejerza presión sobre Israel para que cumpla las cuarenta recomendaciones del informe, que tratan de poner fin a las violaciones de los niños palestinos detenidos en Israel.

DCIP es la única organización de derechos humanos que se centra específicamente en los derechos del niño en Palestina, en un trabajo que se divide en dos programas: por un lado la rendición de cuentas, que se centra en los derechos de los niños que entran en los sistemas militares y legales israelíes, y la protección de la infancia, que se ocupa de los derechos de los niños en el interior del marco legal palestino.

Ayed Abu Eqtaish

Ayed Abu Eqtaish, director del programa de Responsabilidad y Transparencia en DCI-Palestina

Ayed Abu Eqtaish, director del programa de Responsabilidad y Transparencia en DCI-Palestina

En declaraciones a MEMO durante su gira por Reino Unido, Ayed Abu Eqtaish, Director del Programa de Responsabilidad y Transparencia en DCIP, dijo que el programa se compone de tres unidades que, en conjunto, tienen por objeto promover y proteger los derechos de los niños palestinos: asistencia jurídica, seguimiento, documentación y promoción.

"Además de proporcionar asistencia jurídica directa a los niños palestinos detenidos y procesados en el sistema legal israelí," señala Abu Eqtaish, "DCIP trabaja diligentemente para controlar y documentar los abusos y violaciones de los derechos de los niños israelíes y palestinos con el fin de presentar pruebas y tratar de influir en políticas públicas y responsabilizar a los autores por su cuenta”. Desde el año 2000, el trabajo de Abu Eqtaish se ha centrado principalmente en la documentación, así como la denuncia local e internacional de casos de malos tratos y  tortura de niños detenidos.

Derecho a la protección contra la tortura y los malos tratos

Alrededor de 700 niños son detenidos y procesados en tribunales militares israelíes cada año. Abu Eqtaish informó a MEMO de que DCIP ha recogido testimonios de unos 150 niños que han sido detenidos e interrogados,

"Estos testimonios muestran que todos los niños se enfrentan a malos tratos y torturas a manos de las fuerzas israelíes desde el momento de su detención", agregó, "dibujando un patrón claro de la tortura y el abuso de que es a la vez sistemática y generalizada".

Israel, que utiliza un doble sistema jurídico en Cisjordania, procesa automáticamente a los niños palestinos en tribunales militares que carecen de garantías básicas para un juicio justo, y muchos niños detenidos no tienen acceso a una representación legal o a la presencia de sus padres. De acuerdo con DCIP, tres de cada cuatro niños experimentan violencia física durante la detención o el interrogatorio, incluyendo puñetazos, patadas y bofetadas. Vendas en los ojos y "dolorosas” esposas de plástico; también se utilizan a menudo para refrenar a los niños.

Abu Eqtaish dijo que, además de la violencia física, Israel utiliza la política de la zanahoria y el palo con los niños como una forma de presión psicológica.

"El propósito de estas tácticas, que a menudo incluyen en la colocación de los niños en régimen de aislamiento, es extraer confesiones," Abu Eqtaish continuó. "Confesiones que se consideran la principal evidencia de la acusación en los tribunales militares israelíes, aunque la forma en que se obtuvieron es irrelevante."

Derecho a la vida

DCIP también ha estado documentando muertes de niños palestinos a manos de los militares y colonos israelíes en el territorio palestino ocupado desde septiembre de 2000. Al menos 28 niños palestinos fueron tiroteados por las fuerzas israelíes a lo largo de 2015, y DCIP encontró que en varios casos, los niños no suponían una amenaza directa en el momento en que fueron asesinados.

"Debido a la naturaleza desproporcionada e indiscriminada de los ataques militares de Israel contra la Franja," cuenta a MEMO Abu Eqtaish, "la mayoría de las muertes infantiles han sido en Gaza, sobre todo durante los últimos 8 años."

"Durante  la guerra de Israel contra Gaza de 2014, 547 niños palestinos murieron y las circunstancias de su asesinato indican que era evitable", continuó, "pero Israel utiliza una táctica militar que a menudo maximiza la muerte de civiles, cayendo en claras violaciones del derecho internacional humanitario, tales como la Doctrina Dahiya”. La Doctrina Dahiya es una estrategia militar planteada por el general israelí Gadi Eizenkot  que implica el ataque indiscriminado contra la infraestructura civil, incluyendo edificios de viviendas, como elemento de disuasión contra el uso de esa infraestructura por parte de la resistencia.

"El uso de niños palestinos como escudo humano por parte de los soldados israelíes es otra violación que se enmarca en nuestro trabajo para promover y proteger los derechos del niño palestino a la vida," Abu Eqtaish añadió, "además de ataques de los colonos". De acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, más de 244 de ataques protagonizados por colonos se produjeron en 2015. En algunos casos, el DCIP encontró que los soldados israelíes, que con frecuencia no intervienen en enfrentamientos para garantizar que los civiles no se vean perjudicados, han participado activamente en ataques de colonos contra civiles palestinos.

Una cultura de la impunidad

"La ausencia de consecuencias legales es uno de los principales obstáculos que nos encontramos", cuenta Abu Eqtaish a MEMO. "Hay una cultura de impunidad dentro del ejército israelí, por la que los soldados parecen salirse con la suya en lo tocante a los malos tratos, así como respecto a la muerte de los niños palestinos."

"Esto le da a los soldados y policías israelíes luz verde para seguir violando los derechos de los niños palestinos, sin tener que preocuparse de las consecuencias de sus acciones."

DCIP continúa presentando quejas con el fin de enfatizar este patrón de abuso, asegura Abu Eqtaish, "pero a pesar de las quejas, a menudo no hay investigación seria que las siga". Cuando hay una investigación, dijo, a menudo se cierra sin ningún tipo de acusaciones.

DCIP utiliza la información recopilada a través de las unidades legales y de documentación de apoyo, brindando informes periódicos a los organismos internacionales, como las agencias de las Naciones Unidas, así como la realización de campañas en línea interactivas que abogan por los derechos de los niños palestinos, como el No Way to Treat a Child ("Maltratar a un niño, de ninguna manera"), y las historias a las que se puede acceder en la página web de la organización.

"También nos acercamos a los políticos y parlamentarios de todo el mundo con el fin de ejercer presión sobre Israel para que cumpla con las convenciones y leyes que han firmado," afirmó, "pero, por desgracia, Israel no parece respetar esos convenios".

A pesar de llevar más de veinte años de defensa defendiendo los derechos de los niños de Palestina, Abu Eqtaish dice que no puede afirmar que ha habido un cambio significativo en el trato de los niños palestinos por parte de Israel. "En muchos aspectos, parece que sólo empeora", continuó, "aunque se ha producido un aumento de las críticas internacionales y la condena de las políticas y prácticas de Israel."

Abu Eqtaish dice que Israel emplea una serie de maniobras que dan la impresión de que hay un cambio, cuando en realidad la situación de los derechos humanos de los niños palestinos es igual de preocupante. "Por ejemplo, con la creación de tribunales de menores militares da la impresión de que hay un nuevo sistema en el lugar que está mejor equipado para hacer frente a las cuestiones de la juventud", continuó. "En efecto, sin embargo, estos tribunales funcionan de la misma manera que cualquier otro tribunal militar."

Después de dos debates en el Parlamento británico sobre los niños palestinos bajo custodia militar israelí en 2016, y la reciente carta sin precedentes en la que veinte miembros del Congreso de Estados Unidos solicitaron la designación de "un enviado especial para la juventud palestina", instando al Departamento de Estado a "elevar los derechos humanos de los niños palestinos a una categoría prioritaria ", Abu Eqtaish espera que el cambio en la opinión pública internacional y la creciente preocupación por los derechos de los niños en los territorios ocupados palestinos dará lugar a cambios reales ante la grave situación de la infancia en Palestina.

Categorías
EntrevistasIsraelOriente MedioPalestinaVideos y Fotos Historias

Jehan Alfarra es una escritora palestina y periodista multimedia que cubre asuntos de Oriente Medio y se especializa en noticias políticas y asuntos sociales palestinos. También es autora colaboradora del libro "Gaza Writes Back".

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines