Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El secretario de la ONU urge a israelíes y palestinos a avanzar hacia la paz

"El bloqueo de Gaza sofoca su gente, ahoga su esfuerzo de reconstrucción económica y obstaculiza, se trata de un castigo colectivo por el cual Israel debe rendir cuentas"

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, pidió a Israel que levantase el bloqueo “asfixiante” en la Franja de Gaza.

Hablando durante una visita al enclave costero, Ban declaró el bloqueo israelí un “castigo colectivo por el que debe haber rendición de cuentas”.

“El bloqueo de Gaza sofoca su gente, ahoga su esfuerzo de reconstrucción económica y obstaculiza, se trata de un castigo colectivo por el cual Israel debe rendir cuentas”.

Sus declaraciones se producen un día después de su visita a Israel y a los territorios palestinos ocupados donde dijo: “Los líderes de ambas partes tienen que adoptar con urgencia medidas concretas para restaurar la esperanza y un horizonte político para que el pueblo israelí y palestino vean un camino hacia la paz, no un pantano de violencia recurrente”.

“Un mejor mañana también significa un futuro libre de violencia”, agregó.

El jefe de la ONU también advirtió de los ataques violentos contra israelíes, diciendo que no traerán la paz.

“Tales actos están diseñados precisamente para criar el miedo y la incertidumbre. Corroen la confianza y la esperanza, la unidad de palestinos e israelíes cada vez más separados y careciendo del sentido de empatía por los demás”, dijo.

Advirtiendo de los efectos devastadores de la ocupación israelí en los territorios palestinos, Ban dijo: “Casi 50 años de ocupación han tenido un impacto devastador en las vidas de los palestinos, lo que socava la creencia en una solución pacífica a este conflicto.” “Tampoco ha traído seguridad para los israelíes”, sentenció.

Categorías
IsraelNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioPalestinaUN

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba