Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Human Rights Watch critica a Bahréin por no esforzarse en poner fin a la tortura.

El último informe anual de la oficina de Bahréin que se ocupa de tratar las torturas y malos tratos a los detenidos indica que las autoridades han hecho pocos progresos en la rendición de cuentas de la policía y las fuerzas de seguridad, denunció Human Rights Watch el lunes.

“El tercer informe anual de la Oficina del Defensor del Pueblo, publicado el 1 de junio de 2016, indica que no se ha hecho efectiva ninguna condena en presuntos casos de tortura en relación con los disturbios políticos desde que la Oficina del Defensor del Pueblo se creó para aceptar quejas en febrero de 2012”, dijo el organismo en un comunicado.

La Oficina del Defensor del Pueblo, la cual opera bajo el Ministerio del Interior de Bahrein, recibe las quejas de los detenidos, sus familias y las organizaciones de derechos humanos y las remite a las autoridades investigadoras pertinentes.

“El informe proporciona evidencia adicional de que el Defensor del Pueblo envía rutinariamente acusaciones de tortura a la Unidad Especial de Investigación del Ministerio del Interior, pero no indica si esta última ha tomado aún alguna medida para investigar estas quejas”, dijo HRW.

La declaración citaba las palabras de Joe Stork, subdirector de HRW para Oriente Medio, diciendo: “Este tercer informe de la Defensoría del Pueblo pone de relieve la grave insuficiencia de los esfuerzos realizados por Bahréin para poner fin a la tortura por parte de las fuerzas de seguridad”.

“La tortura no se ha detenido en Bahréin, y las instituciones que deberían abordar el problema no están haciendo a nadie responsable”, añadió Stork.

Categorías
BahrainNoticiasOriente Medio

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba