Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

¿Qué le espera a Gaza tras el nombramiento de Lieberman como ministro de defensa de Israel?

Avigdor Lieberman, el líder de Yisrael Beiteinu.
Existen diversos puntos de vista entre los analistas políticos palestinos con respecto al impacto que tendrá la inclusión del partido derechista Yistael Beiteinu en la coalición de gobierno y el nombramiento del líder de la formación como ministro de defensa. Tienen diversas opiniones acerca de cómo tratará el recién nombrado titular con la Franja de Gaza, gobernada por Hamás, un grupo cuyo fin ha pedido la formación derechista en numerosas ocasiones.
Dos analistas creen que la presencia de Lieberman en el gobierno será diferente de su presencia en la oposición, puesto que tratará de desarrollar una política equilibrada y adoptará una política de acción-reacción.
Otros dos analistas creen que Lieberman tratará a Gaza con dureza, y que es posible que lance una nueva campaña militar contra la Franja para reforzar su popularidad y estatus.
El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu el líder de Yisrael Beiteinu Avigdor Lieberman firmaron el miércoles un acuerdo que estipula la inclusión del partido en la coalición de gobierno.
Durante el acto de la firma, Lieberman anunció que sucedería a Moshe Ya’alon y se haría cargo de la cartera de defensa, añadiendo: “Lo más importante es la seguridad de los ciudadanos de Israel. Todo lo demás lo hemos dejado de lado”.
Lieberman, que es conocido por pertenecer a la línea dura y por sus posturas extremas con respecto a los asuntos palestinos, será el responsable directo de muchos detalles relativos a la vida en los territorios palestinos, incluidos los movimientos, los asentamientos, la confiscación de tierras, los permisos para trabajar en Israel e incluso la entrega de los cuerpos de los palestinos muertos a manos del ejército israelí.
Adnan Abu Amer, escritor político y decano de la Facultad de Artes de la Universidad Al-Ummah en Gaza, cree que durante su mandato, Lieberman tratará de que quienes viven cerca de Gaza se sientan seguros, convenciéndoles de que es capaz de protegerles y de proporcionarles seguridad.
A principios de este mes se produjeron una serie de días de tensión en Gaza, y el ejército israelí realizó ataques aéreos. Desde dentro de la Franja, sus fuerzas fueron atacadas con cohetes, según fuentes israelíes, aunque ninguna facción palestina lo confirmó o lo negó.
Abu Amer también declaró a Anadolu que “puede que Lieberman no sólo responda a los cohetes atacando zonas “vacías” de la Franja de Gaza. Está claro que no va a declarar la guerra, pero es posible que imponga acontecimientos sobre el terreno”.
Desde que Israel anunció el alto el fuego con las facciones palestinas en Gaza el 26 de agosto de 2014, tras una guerra de 51 días, la parte israelí afirma haber registrado incidentes de lanzamiento de cohetes desde el sur de Gaza, y ha respondido bombardeando ciertas zonas de la Franja.
Abu Amer opina también que es posible que Lieberman desencadene una operación militar contra la Franja de Gaza para incrementar su popularidad, con el fin de demostrar cuál es su nivel de seriedad a la hora de combatir a Hamás y de infligir un duro golpe a la resistencia.
“En Gaza existen serios retos para Lieberman, como el de cómo tratar con la red de túneles en las fronteras o con el lanzamiento de cohetes de cuando en cuando. No obstante, los próximos días nos mostrarán cómo piensa actuar, aunque está claro que nos enfrentamos a un nuevo periodo político,” añadió Abu Amer.
Abdel Sattar Qassem, profesor de ciencias políticas en la Universidad Birzeit de Ramala, está de acuerdo con Abu Amer en el hecho de que Lieberman tratará con dureza a Gaza, añadiendo que “Gaza será un verdadero test para Lieberman, e intentará imponer su visión y sus eslóganes, sobre todo en el caso de que la situación sobre el terreno se deteriore y conduzca a una escalada”.
Lieberman siempre ha amenazado a Hamás, llamando al derrocamiento de su gobierno en Gaza. Incluso criticó la forma en la que Netanyahu trató al movimiento durante la guerra israelí contra Gaza en verano de 2014.
“Lieberman es una de las figuras más extremas en Israel, y tratará de usar su posición, que es uno de los cargos más vitales, para llevar a la práctica sus amenazas. Es posible incluso que impulse la situación hacia la escalada y la confrontación militar,” matizó Qassem.
Aunque el Ministerio de Defensa no toma decisiones, Qassem cree que Lieberman es capaz de formular nuevas opiniones y aproximaciones con respecto a la gestión de la cuestión de Gaza, así como respuestas violentas que conduzcan a una nueva guerra.
Ibrahim Al-Madhoun, dirigente del centro de investigación Al-Mustakbal, cree que es posible que Lieberman trate de adoptar una política equilibrada con respecto a Gaza.
Al-Madhoun declaró a Anadolu: “Lieberman ahora forma parte del gobierno y está tomando decisiones políticas, lejos de la oposición y de sus eslóganes. Por lo tanto, sabe muy bien que cualquier confrontación militar con Gaza le costará cara”.
“Lieberman es un político, y actuará en base a la política de la manipulación y del aprovechamiento de oportunidades. Puede que se esfuerce por demostrar a las élites israelíes que es más profundo y más inteligente de lo que creen,” añadió Al-Madhoun.
El experto también considera que 2016 será un año tranquilo para Gaza, en el que no se producirán operaciones militares a gran escala.
Habib, un columnista político que publica en el periódico palestino Al-Ayyam, coincide con Al-Madhoun. Según comentó Habib a Anadolu, “Lieberman tratará de modificar la mayoría de sus declaraciones, e incluso de sus acciones. No irá a la guerra contra Gaza, ni eliminará  a los líderes de Hamás ni impondrá acciones de castigo contra los habitantes de Gaza. Lieberman es completamente consciente de que cualquier acción contra Gaza que no haya sido calculada será contraproducente para él y para su cargo, e incluso quizá para todo el gobierno de Israel”.
“La decisión de ir a la guerra no es fácil, y Lieberman y el gobierno israelí tratarán de apaciguar la situación,” añadió. “Tratarán con Gaza de acuerdo con una política controlada y disciplinada, basada en lo que dicta la situación sobre el terreno, ya que se enfrentan a la comunidad internacional y a países que tratan de tranquilizar la región”.
El portavoz del departamento de estado estadounidense Mark Toner declaró durante su encuentro diario con la prensa, ayer por la noche, que la nueva composición del gobierno israelí “plantea preguntas legítimas sobre la dirección de la política israelí”.
Toner añadió: “En última instancia, vamos a juzgar a este gobierno en base a sus acciones. Vamos a trabajar con este gobierno, igual que hemos hecho con cada gobierno israelí que lo precedió, con el objetivo de reforzar la cooperación, y permanecemos firmes en nuestro compromiso con la seguridad de Israel y en nuestro compromiso con la solución de los dos estados”.
El ministro de turismo israelí Yariv Levi respondió al funcionario americano diciendo que “la estructura de gobierno refleja los votos de los electores, y semejantes declaraciones son innecesarias”.
Añadió: “La política del gobierno no sufrirá cambios. Durante las negociaciones con Yisrael Beiteinu el Likud insistió en las mismas líneas básicas adoptadas por el gobierno anterior. La única diferencia es que el nuevo gobierno es más estable, cosa que le permitirá trabajar mejor”.

 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestina

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba