Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Culpando a la víctima en Palestina

A pesar de que la guerra contra el BDS está sucediendo en muchos países, es importante recordar que las principales víctimas son los palestinos, tanto directa como indirectamente.

La más reciente conferencia anti-BDS (campaña del boicot económico a Israel) celebrada en Jerusalén por parte de Israel ha tenido un cIerto descenso de cobertura global en términos informativos, pero tan solo en medios alternativos e independientes.

El hecho de que el Ministro de Inteligencia israelí hiciese una amenaza al fundador de la compaña del boicot a Israel (una campaña no violenta en manos de la sociedad civil) parece no interesar a los medios del establishment.

Mi colega en The Electronic Intifada, Ali Abunimah, informó de otras amenazas recientes de Israel en el mismo contexto: “incidentes mencionados por Amnistía incluyen las amenazas de muerte contra Imad Abu Shamsiyeh, la palestina que filmó la ejecución de un joven de Hebrón por un soldado israelí el 24 de Marzo; la serie de amenazas de muerte contra el personal de la organización de derechos humanos palestina Al-Haq; las detenciones de activistas anti-Hebrón, Issa Amro y Farid al-Atrash; el encarcelamiento del parlamentario palestino Khalida Jarrar y prevaricaciones y amenazas dirigidas a Breaking The Silence, un grupo israelí que recopila y publica confesiones anónimas de abusos por parte de soldados israelíes “.

A pesar de que la guerra contra el BDS está sucediendo en muchos países, es importante recordar que las principales víctimas son los palestinos, tanto directa como indirectamente.

Leer: llamadas israelíes para anexionar Cisjordania sirven de prueba a la comunidad internacional

Las amenazas de muerte contra Imad Abu Shamsiyeh son un caso representativo de la forma en que Israel maltrata al pueblo palestino.

B’Tselem, la organización israelí de derechos humanos para la que hace el voluntariado Abu Shamsiyeh, declara que, “desde que fue puesto en libertad, Abu Shamsiyeh y su familia ya han sido objeto de amenazas de asesinato, piedras lanzadas contra su casa, y mensajes de odio en Facebook. La mayor parte de esta violencia fue instigada por los colonos de Hebrón.”

Esta es la clásica violencia de culpabilizar a la víctima.

Los colonos que ocupan la tierra palestina en Hebrón son algunos de los matones sionistas más violentos y fanáticos del mundo. El rabino americano Meir Kahane fundó los grupos terroristas JDL y Kach. En 1994, algunos de sus discípulos mataron a tiros a 29 palestinos que rezaban en la mezquita Ibrahimi. Esta horrible matanza llevó a Hamás a plantear represalias (por primera vez en la historia) en una campaña de ataques suicidas dentro del Israel actual.

Estos colonos que acosan a la familia de Abu Shamsiyeh están protegidos y mimados por el ejército israelí, que ocupa de forma permanente Hebrón, (una de las ciudades palestinas más importantes en Cisjordania) de manera violenta y brutal.

Mi colega David Sheen fue agredido por una turba recientemente durante la manifestación “Muerte a los árabes” en Tel Aviv, por tratar de filmar.

Israel también culpa por supuesto habitualmente a los palestinos de sus propias muertes -incluso en guerras iniciadas por Israel-. En un caso claro de proyección psicológica, Israel culpa a los propios palestinos de sus muertes, por ser usados como “escudos humanos” por los guerrilleros.

En realidad, los civiles mueren por los habituales bombardeos de Israel, que destruyen barrios de civiles enteros. Y, de hecho, como está de sobra documentado por grupos de derechos humanos, es Israel quien utiliza a los civiles palestinos como escudos humanos.

Asa Winstanley es un periodista de investigación que vive en Londres y editor asociada de The Electronic Intifada.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónOriente MedioPalestina
Asa Winstanley

Editor asociado con The Electronic Intifada, Asa Winstanley es un periodista de investigación que vive en Londres y que visita Palestina regularmente desde 2004

Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines