Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Algo que aprender de Italia e Israel

Nosotros, los árabes podemos ser las personas en el mundo que escriben la mayor cantidad de poemas y odas románticas sobre las virtudes humanas como la fraternidad, la justicia, la igualdad y la necesidad de proteger a la humanidad, su alma y su derecho al legado. Nuestras emociones, sin embargo, no son nada más en la realidad actual.

Nosotros, los árabes podemos ser las personas en el mundo que escriben la mayor cantidad de poemas y odas románticas sobre las virtudes humanas como la fraternidad, la justicia, la igualdad y la necesidad de proteger a la humanidad, su alma y su derecho al legado. Nuestras emociones, sin embargo, no son nada más en la realidad actual.

El hecho de que estamos en esta posición no es ninguna sorpresa. Digo esto ya que estamos viendo la campaña mediática de Italia centrada en la política, el humanitarismo y las libertades civiles; al ser testigos de su dedicación a estas virtudes en su reacción a la muerte del estudiante Giulio Regeni que murió en Egipto hace unos meses. Italia no dejó que la muerte de su ciudadano pasara sin comentario simplemente para poder mantener su relación “económica” con Egipto. Ha perseguido este caso hasta que la muerte Regeni se ha convertido en un problema pan-europeo, o hasta mundial. El gobierno egipcio se encuentra ahora en una posición poco envidiable porque los medios italianos, en particular, y el mundo en general, han convertido a Egipto y a su credibilidad en polvo.

No hay duda de que el régimen de El Cairo se enfrenta a una crisis debido a las increíbles condiciones que son experimentadas por la mayoría de los egipcios. Esto no se debe a los aumentos de precios, ni al autoritarismo político en el país, sino porque el régimen se encuentra en medio de un escándalo internacional debido a la muerte de un estudiante de la universidad italiana en Egipto a manos de los servicios de inteligencia o alguna otra agencia. No importa quién mató a Regeni, según los italianos, sino que lo importante es que un ciudadano italiano murió en Egipto en extrañas circunstancias. Desde una perspectiva italiana, por lo tanto, es importante agitar el suelo bajo los pies de las autoridades egipcias.

No pasa un día sin que los miembros del Parlamento italiano mencionen el nombre de Regeni. No pasa un día sin que los periódicos italianos que cubran todos los detalles del caso y su progreso. No pasa un día en que Egipto no sea criticado. No pasa un día en que las manifestaciones no tengan lugar en las calles italianas y esto sucede debido a la muerte de Regeni. No pasa un día sin que el gobierno egipcio se encuentre en una difícil situación ya que aún no ha proporcionado al gobierno italiano ninguna explicación razonable de lo que ocurrió con el estudiante.

Fue triste ver a representantes de Egipto en una conferencia de prensa televisada responder a preguntas como si estuvieran en los estrados de un tribunal. Ellos lucharon para responder a las preguntas embarazosas. Tanto el gobierno egipcio como los medios de comunicación han expresado su pesar con respecto a la muerte de Regeni, y ahora no hay otra opción más que encontrar una manera de liberarlos de las consecuencias de este problema. El fantasma de Regeni se ha convertido en una pesadilla para el régimen el cual se encuentra preocupado por la muerte de un ciudadano europeo y la retirada del embajador de Italia en El Cairo.

Noten cómo el gobierno italiano y el pueblo respondieron a la muerte de un estudiante universitario en Egipto, y comparen con las decenas de miles de árabes que mueren todos los días sin que nadie siquiera escuche su historia o conozca su nombre. ¿Quien busca justicia en su nombre? Un país que considera a la muerte de un ciudadano como la muerte de una nación entera es la que va a trabajar para proteger los derechos humanos y obligar a cualquiera que intente violarlos que lo piense dos veces. Se trata de cómo los gobiernos se hacen respetar y se protegen a sí mismos y a su pueblo. Nadie puede tomar en serio a gobiernos que aplastan a su propia gente como moscas.

El caso de Regini me recuerda al rehén israelí Gilad Shalit, el soldado que mantuvo cautivo Hamás durante más de 5 años. Ni un solo día pasó sin que Israel intentara rescatarlo. El caso de Shalit se convirtió en una causa célebre en todo el mundo. A medida que tomó el centro del escenario, apareció un artículo bajo el título siguiente “Shalit, el israelí y el árabe Shalout”. Shalout es un término árabe vernáculo que significa “ser expulsado a alguna parte”. El artículo pintó un cuadro claro de las diferencias entre un ciudadano israelí u occidental por un lado y un ciudadano árabe por el otro al hacer la distinción de que al primero se le trata como a un ciudadano mientras que al otro se le arroja a un lado como a un zapato viejo. Cuando nosotros los árabes llamamos a la liberación de 1.000 prisioneros palestinos a cambio de un rehén israelí, estamos admitiendo las discrepancias en el valor de los seres humanos, y que un israelí, u occidental, vale por miles de árabes.

Ahora mire a la forma en que el gobierno israelí está tratando con todo lo que esté a su alcance para recuperar los restos de la famosa espía israelí Eli Cohen, quien fue capturada por el régimen sirio hace años y asesinada. ¿Sabía que los israelíes han estado hablando con los rusos, en un esfuerzo para convencer al régimen sirio para liberar los restos de Cohen y que puedan ser vueltos a enterrar en Israel? No se sorprenda si Bashar Al-Assad, los libera a través de los rusos para poder ganar más apoyo israelí.

Nótese la diferencia entre Israel y el régimen sirio; mientras que el gobierno israelí ha estado pidiendo a Putin por ayuda para recuperar los restos de una persona, Assad le ha estado pidiendo ayuda para matar sirios. Su régimen ha estado utilizando todas las nuevas armas de Rusia para matar sirios y destruir Siria. El propio Putin reconoció recientemente que Siria es el mejor lugar para probar nuevas armas y municiones.

Un líder que hace poco por su pueblo da luz verde a los extraños para que le falten el respeto y promuevan el odio. Respete a los ciudadanos para que otros puedan respetarlo.

Traducido del Alkhaleejonline.net, 17 de abril de 2016. 

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónEgiptoEuropa y RusiaIsraelItaliaOriente MedioRegiónRusia
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines