Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Fotografías exclusivas: Cycling4Gaza

“Lo que empezó como una conversación acerca de la cobertura mediática sobre el pueblo palestino de Gaza se cortó de forma abruta tan pronto como cayeron las últimas bombas” pronto se transformó en una idea que traería de vuelta la atención sobre “las desastrosas condiciones en las que se ha abandonado a la gente en Gaza, así como para pensar en formas innovadoras para cosechar apoyos para la gente de allí que no sean simplemente escribir un cheque”

Cycling4Gaza (En Bici por Gaza) comenzó como una idea surgida entre un grupo de amigos reunidos en un pequeño café de Londres, pero ha crecido hasta convertirse en un proyecto internacional de grupos de base gracias a la dedicación de sus fundadores y otros voluntarios. En una entrevista exclusiva con Middle East Monitor, los fundadores de Cycling4Gaza, Tamara Ben-Halim y Zara Hannoun, explican cómo comenzó la iniciativa, sus objetivos y sus planes para este año.

“Lo que empezó como una conversación acerca de la cobertura mediática sobre el pueblo palestino de Gaza se cortó de forma abruta tan pronto cuando cayeron las primeras bombas”, transformándose en una idea que traería de vuelta la atención sobre “las desastrosas condiciones en las que se ha abandonado a la gente en Gaza, así como para pensar en formas innovadoras para cosechar apoyos para la gente de allí que no sean simplemente firmar un cheque”, explica Ben-Halim.

Inicialmente la idea fue unir a un pequeño grupo de amigos para participar en un paseo en bicicleta en el marco de las organizaciones caritativas existentes en Gaza, pero según explica Ben-Halim: “cuando hablamos con la sede de MAP (Ayuda Médica para Palestina) en Reino Unido, ellos nos animaron a pensar a lo grande. Nos dijeron que si éramos capaces de reclutar a 20 ciclistas, entonces podríamos tener nuestra propia ruta dedicada a MAP, apoyando sus proyectos de emergencia sanitaria en Gaza”.

De forma instantánea, Ben-Halim y sus amigos empezaron a construir su propio proyecto, crearon una página web, material de marketing, un logo y empezaron a difundir la idea, reclutando a gente para tomar parte en el desafío ciclista. Esto fue en marzo de 2009.

“Teníamos menos de cuatro meses para moverlo todo lo máximo posible. En abril empezamos a reclutar a la gente formalmente , a través del boca a boca y el reparto de flyers por todo Londres, así como a través de las redes de MAP. De algún modo, a mediados de junio, justo dos semanas antes de la ruta, ya habían firmado 27 personas”, cuenta Ben-Halim.

El desafía había sido todo un éxito; consiguiendo más de 90.000 libras para el material de emergencia de MAP y los proyectos de salud para recién nacidos, además de conseguir bastante atención mediática”. Cada año el equipo evalúa qué áreas necesitan más ayuda, prestando especial atención al cuidado de los niños y la educación; proyectos que pueden estar infravalorados o infrafianciados. Después llevan una exhaustiva investigación acerca de la continuidad de losproyectos que ejecutan las diferentes organizaciones, que les hacen llegar para ayudarles a desarrollar en profundidad informes sobre su trabajo y el subsiguiente impacto del mismo.

Hannoun explica que “nosotras elegimos un compañero basándonos en el proyecto, la transparencia, su impacto, la flexibilidad y el reconocimiento internacional”. Añadiendo que preferirían apoyar a las organizaciones locales pero que “debido a nuestros recursos limitados sería muy difícil para nosotros verificar sus actividades, gastos, etc. Al sentir como vital que el dinero que conseguimos llegue directamente al proyecto que estamos apoyando, creemos que es importante trabajar con organizaciones que estén registradas y evaluadas internacionalmente”.

A lo largo de los años, Cycling4Gaza ha desarrollado una importante red a través de la comunidad y varias organizaciones han acudido a ellos gracias a la oportunidad de trabajar con ellos.

Ese año, PACES ha sido la elegida. Una organización de caridad que provee a los niños palestinos de una oportunidad de escapar de las calles y de no tener nada qué hacer. Hannoun explica que PACES es una elección ideal ya que “promueven una ciudadanía activa y dan a los más jóvenes la oportunidad de desarrollar valores como el respeto al oponente, la adherencia a las normas, el trabajo en equipo y el juego limpio”.

PACES combina el deporte con otros factores no deportivos para mejorar los programas de Cycling4Gaza y “tenemos asociaciones con ONGs locales e internacionales para dotara los niños de talleres y exposiciones más allá de los deportes que les permiten mayores oportunidades de desarrollo”. PACES utiliza activdades similares a las de Cycling4Gaza para emplear, motivar e inspirar.

PACES además crea oportunidades de trabajo en Palestina, esenciales para la sostenibilidad y el desarrollo de cualquier país. Su programa de 2016 apunta a dar empleo a 600 preparadores. Esto, en opinión de Hannoun y Ben-Halim, es un incentivo añadido para lo que creen que es una gran asociación.

PACES normalmente involucra a unos cuantos equipos de Palestina de la liga internacional la Copa Noruega (www.norwaycup.no) cada año, con cuatro equipos participantes en el torneo este año. Cycling4Gaza ha hecho que su ruta coincida con el torneo para dar ayuda a los niños. Los ciclistas estarán en ruta del 4 al 8 de agosto mientras que el torneo comienza el 30 de julio y el equipo de Cycling4Gaa planea estar allí el 2 de agosto para animar a los equipos antes de la ruta.

Hannoun espera que unos 45-50 ciclistas tomen parte este año, aunque el actual clima político en Noruega puede no ser el mejor, ella es optimista, “hemos hecho rutas en países con requisitos de visados antes y la mayoría de las veces no hemos encontrado problemas. Llevamos toda la documentación necesaria para cada uno, además del grupo con el que trabajamos, que nos da apoyo, nos escribe cartas de recomendación, etc.”

Cuando el equipo lanzó su desafío de Cycling4Gaza en los Estados Unidos hubo algunas preocupaciones, dado el clima político relativo a las relaciones de Israel y Palestina, “estábamos seguras de que encontraríamos mala publicidad y algunas hostilidades en nuestra ruta”. Inesperadamente, “no encontramos más que un genuino apoyo en nuestro camino. He pensado mucho sobre esto, y creo que nosotros, la gente en general, cometemos un error grave al confundir a la gente con los gobiernos”, dice Ben-Halim.

Ella dice que la gente que encontraron se mostraba curiosa y quería saber más, y una vez que sabían, ayudaban en todo lo que podían al equipo. Además piensa que cuando la gente ve a un grupo de personas montando en bici pacíficamente, no hay nada de lo que sacar controversia o considerar amenazador, incluso aunque mucha gente tenga malas connotaciones de Gaza.

Ellos ven “un grupo de 35 personas en sus bicicletas, desafiándose a sí mismos física y mentalmente por algo en lo que ellos creen, apoyando a gente que vive en circunstancias difíciles. Es difícil molestarse con eso”.

Este año el equipo apunta a conseguir 250.000 libras y los ciclistas viajarán aproximadamente 240 kilómetros durante tres días.

Los fondos obtenidos a través de Cycling4Gaza se usarán para apoyar a 700 niños y sus preparadores en Gaza. Más específicamente, el 70% de los fondos irán a cubrir los costes de los siguientes programas cívicos y deportivos de PACES:

1. Apoyo a 28 formadores y formadoras

2. Apoyo a miembros sobre el terreno y programas de comunicación

3. Proveer de uniformes y equipos a 700 niños y sus formadores; que son adquiridos allí para apoyar la economía local

4. Actividades cívicas y sociales que incluyan salud, higiene, sesiones de concienciación medioambiental y actividades de ocio para los niños

5. Talleres de habilidades de construcción, reuniones públicas con lso padres y otras actividades con centros y clubs de deportes

6. Apoyo para que un equipo de niños y niñas de PACES en Gaza pueda participar en la Copa Noruega de 2016

El resto de los fondos CONTRIBUIRÁN A LOS PROGRAMAS DE DEPORTE DE paces EN EL Banco Oeste ocupado y los campos de refugiados del Líbano.

Desde el punto de vista de Ben-Halim Cycling4Gazaha motivado a mucha gente alrededor del mundo. Mucha gente piensa que el equipo de Cycling4Gaza es una de las mejores cosas que han hecho nunca, “algunos nos dicen que les ha motivado a apoyar más allá la causa palestina”.

Ella recuerda vívidamente lo que describe como “una de las mejores cosas que he oído”, cuando un ciclista admitió que tomar parte en la ruta le había acercado mucho más a Palestina. Se trataba, como muchos otros, de un palestino en la diáspora que nunca había conseguido volver y que se sentía arrastrado muy lejos de su hogar. “Oír que esta experiencia le había acercado a su casa fue muy fuerte”.

Ella espera que en el futuro el equipo pueda continuar en el camino “que hemos estado llevando hasta ahora, organizando cada año con el esfuerzo de decenas de personas alrededor de todo el mundo para apoyar proactivamente a las comunidades palestinas desaventajadas”. Además espera llegar a Gaza algún día, “seguir esforzándonospor Palestina, hasta el momento en que podamos entrar en Gaza”.

Ben-Halim recalca que la idea de que Cyclng4Gaza se haya convertido en una institución oficial en contraposición a un pequeño esfuerzo a nivel local es una continua conversación interna -”por un lado, expandirse significa alcanzar a más gente y potencialmente significar una diferencia. Por otro lado, mantenerse pequeños y ágiles significa que mantenemos nuestra flexibilidad e independencia, a pesar de que trabajemos por los objetivos más altos y mantengamos la calidad de nuestros enormes esfuerzos”. Solo el tiempo dirá qué dirección tomará Cycling4Gaza.

Para Ben-Halim, cada año que toma parte en el desafío ciclista ella se siente inspirada, energizada. “Mi fe en el poder de la gente para hacer el bien se refuerza”, concluye.

Cycling4Gaza proporciona esperanza a Ben-Halim así como a todos aquellos que se benefician de sus fondos.

facebook.com/cycling4gaza

twitter.com/cycling4gazagaza 9

gaza1

gaza2

gaza3

gaza4

gaza5

gaza6

gaza7

gaza8

Categorías
EntrevistasOriente MedioPalestinaRegión

Raya Al-Jadir es una traductora independiente, escritora y correctora de doble nacionalidad británica e iraquí. Ha obtenido un grado en Estudios Ingleses en la universidad Queen Mary's College, en Londres, donde también consiguió un máster en Estudios del Renacimiento. Ahora se dedica a realizar varias investigaciones para su tesis, titulada "El papel de los sirvientes en los asuntos políticos de los primeros años del drama moderno". Raya también se ha dedicado a enseñar inglés a refugiados e inmigrantes como voluntaria en el Migrants Resource Centre, y ha trabajado tanto en Amnistía Internacional como en la Comisión de Igualdad y de los Derechos Humanos. Actualmente, Raya Al-Jadir es voluntaria en varios proyectos de caridad y centros de investigación mientras continúa dedicándose a su trabajo de escritora y traductora de manera independiente. Blogger entusiasta y activista en pos de los derechos de las personas con discapacidades, Raya cuenta con su propio sitio online: "Accessless". Puedes visitar su blog y seguirla en Instagram.

Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines