Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Aquí empieza la calle Al-Mutanabbi: reconstruyendo la literatura iraquí

Para la literatura iraquí, la guerra y la destrucción no son unas extrañas, algo que tiene un impacto en la industria creativa.

Amelia Smith

Hace siete años, los escritores iraquíes solían reunirse en la calle Al-Mutanabbi, el distrito literario de Bagdad, a tomar café y a comentar las últimas publicaciones. Bautizada en honor del poeta clásico del siglo X, la calle albergaba una abundante diversidad de librerías, puestos de mercadillo, editoriales, imprentas y cafés.

Pero en marzo de 2007 un coche bomba explotó en la calle, destruyendo muchos de los textos, que abarcaban desde historia, teoría política y poesía hasta libros infantiles. La explosión mató a 30 personas e hirió a más de 100, llevándose consigo el recuerdo de siglos de encuentros literarios.

 Al oír del ataque, Beau Beausoleil, poeta y vendedor de libros de San Francisco, lanzó el proyecto Aquí Empieza la Calle Al-Mutanabbi, en solidaridad con los libreros cuyas vidas habían quedado desgarradas, poniéndolos en contacto con otras librerías, bibliotecas, universidades y organizaciones artísticas de todo el planeta.

Junto con la artista Sarah Bodman, Beausoleil hizo un llamamiento a artistas y escritores para sustituir las publicaciones que habían estado a la venta en la calle a través de la producción de tres libros “que reflejan tanto la fuerza como la fragilidad de los libros, así como la resistencia de las ideas contenidas en ellos”. Más de 500 artistas de más de 20 países están tomando parte en el proyecto.iraqi3

Llegado el momento, el total de los libros será donado a la Biblioteca Nacional Iraquí de Bagdad. Pero por ahora una selección de estos, junto con otras respuestas visuales y textuales al ataque, está completando un tour internacional, encontrándose expuesta en la actualidad en el Mosaic Rooms, donde se podrá visitar hasta el 22 de Febrero.

Para la literatura iraquí, la guerra y la destrucción no son unas extrañas, algo que tiene un impacto en la industria creativa. El país sufrió la guerra entre Irán e Irak entre 1980 y 1988, la invasión de Kuwait en 1990 y la invasión por parte de EE.UU. En 2003. Unos hechos que, junto con 13 años de sanciones impuestas a Irak tras la invasión de Kuwait, han forzado a muchos escritores al exilio.  iraqi2

Pero no es solamente Irak quien ha sufrido la destrucción de su literatura y, con ella, de su herencia cultural. “Tradicionalmente, los regímenes han perseguido a los impresores para detener la difusión de ideas,” señaló Beausoleil en una entrevista con The Arabic Hour.

A finales de los 70, el brutal régimen camboyano de los Jémeres Rojos se dedicó a la quema de libros como parte del intento de eliminar del país las influencias religiosas e imperialistas. En Mayo de 1933, el régimen nazi quemó textos considerados “no alemanes”, incluyendo aquellos de autores judíos, o libros considerados anarquistas o comunistas.

Más cerca geográficamente, en enero de este año casi un tercio de la librería libanesa La Librería del Peregrino de Trípoli fue destruida por un incendio. Al día siguiente, el cineasta Mu’taz Salloum creó un evento de Facebook invitando a la gente a participar en la limpieza de la librería. Como resultado, editores, universidades, así como el Ministerio de Cultura libanés enviaron libros para reemplazar aquellos que habían sido destruidos. Se lanzó un crowd-funding online para el proyecto que de momento ha recaudado unos 25.000 dólares.

En tanto que la quema o destrucción de libros representa la censura y la oposición al material cultural, religioso o político contenido en la literatura, la reconstrucción o reemplazo de las obras -como en el caso de la librería libanesa o del proyecto de la calle Al-Mutanabbi- demuestra el poder de lo que diversas comunidades pueden lograr trabajando en común, subrayando la importancia de la preservación de la herencia cultural de una nación.iraqi4

Categorías
Artículos de OpiniónBlogsBlogs- Cultura

MEMO Staff Writer

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba